Este año empezó con mucha tranquilidad… Sería la calma que precede a la tormenta porque a partir del día 10 se vino todo junto.

En mi trabajo oficial, los clientes empezaron a demandar cambios, proyectos nuevos, mejoras. Hoy estoy más tranquilo, pero llevo unos días que no paro ni un minuto. Eso es bueno en cierta forma porque mientras más trabajo haya, más estabilidad… se supone…

A esto hay que agregarle que estoy participando de algunos cambios organizacionales dentro de la empresa. Quieren establecer un “software factory” decente dentro de la empresa, con una previsión de crecimiento importante (para llegar a 100 personas aprox). Ahora mismo lo único que tenemos es un departamento de desarrollo de proyectos a medida de unas 60 personas, pero la cultura de trabajo es muy artesanal y poco profesional. Ante la necesidad de crecer se hace imperiosa la urgencia de establecer nuevas normas de trabajo, cambios en la cultura, metodología, estructura y varias cosas más. Es interesante participar de este tipo de cambios.

Por último, mi trabajo extra-laboral va mejorando. Por suerte tenemos muchos frentes abiertos a la espera de que nos confirmen. Pronto arrancamos con un nuevo proyecto y, si todo sale bien, este año nos espera mucho trabajo. Ojalá pronto pueda dedicarme por completo a esto en lugar de seguir trabajando en relación de dependencia. Tengo muchas ganas de abrirme por mi cuenta, ser independiente y todo eso. Por ahora estoy trabajando muchas horas, de lunes a lunes, porque no hay otra forma de empezar tu propio negocio…. salvo que tengas mucha guita y puedas independizarte sin problemas… pero yo todavía necesito el sueldo.

Eso es todo de momento. Pronto habrá más fotos de la casa, ya tenemos casi todas las luces y alguna cosa más. A ver si en 2 o 3 meses terminamos de comprar todos los muebles.

Saludos,
Fede

Anuncios