Hace más de un mes que no escribo nada. Por una razón u otra siempre se pasa el día y no publico nada nuevo. Intentaré hacer un resumen de este último mes, que ha tenido de todo un poco.

Primero la visita de mis padres, corta, pero intensa. Lo pasamos genial a pesar de que yo tenía que trabajar. No paseamos tanto como hubiésemos querido pero el tiempo y los precios de los hoteles nos retringieron un poco.


El día que mi papá volvía a BsAs.

Después se vino la ola de “frío polar”… El servicio meteorlógico estuvo amenazando con lo de la ola de frío polar unos días hasta que al final casi toda España se cubrió de nieve. En algunas zonas (Andalucía por ejemplo) fue toda una novedad porque hacía más de 50 años que no nevaba. Acá les dejo unas imágenes de lo que fue Las Rozas durante esos días. Uno aprende cosas nuevas… por ejemplo a llevar el coche sobre la nieve patinando y con una tormenta de copitos que lo único que consiguen es que no veas nada. Y eso que unos días antes, volviendo de Galicia, nos tocó un temporal de los buenos.


Desde nuestra ventana…


La que corta es la calle principal de nuestro barrio.

Por otro lado, este es el primer fin de semana que tengo libre por completo. Nada de trabajo. ¡Por fin! Esto de querer independizarse laboralmente cuesta mucho, trabajo más horas que antes. Pero es con gusto, no tiene nada que ver, el entusiasmo es otro y ya se están viendo algunos frutos. Dinero poco, de momento es así, pero algunos resultados ya estamos obteniendo.

Eso es todo por ahora, voy a intentar escribir más seguido, con los detalles cotidianos que son más divertidos.

Saludos,
Fede