febrero 2007


No suelo escribir sobre la inmensa cantidad de problemas que tiene mi país, Argentina. Principalmente porque ya no vivo ahí y eso me hace un poco ajeno a su cotidianidad. Sin embargo, esta vez necesito contar un hecho concreto, una situación que refleja la realidad bonaerense tal y como yo la recuerdo, hace ya 5 años. Transcribo a continuación el día agitado que me han contado por correo.

“Yo tuve una hermosa experiencia hoy. Resulta que fui al banco a cobrar la jubilación de la abuela y…oh..sorpresa…la habían devuelto al Anses porque no puede quedar el salario en el banco más de 15 días y habían pasado 20. Aclaro que antes de irme pregunté al banco los pasos a seguir y me dijeron que el plazo era un mes, por lo tanto me quedé tranquilita. Del banco partí hacia el ANSES con una inmensa alegría. Tomé un remis del que solamente funcionaba la puerta del conductor, entré por allí y me senté al lado del chofer. Al llegar al ANSES había una cola de tres cuadras, llena de ancianos con muletas, sillas de ruedas y demás. Hice 4 horas de cola, entré y me dieron el número 420 ………..jajaja…….me atendieron casi a las 5 de la tarde (recuerden que había salido de casa a las diez de la mañana). Me hicieron un comprobante que mañana tengo que llevar a certificar al banco y el miércoles tengo que ir con la abuela a las 8 de la mañana y volver a hacer la cola para que me den un cheque con el importe correspondiente….una verdadera ganga.”

Esto es habitual en el día a día porteño. Lo normal es que los mayores sean humillados y maltratados sin ningún tipo de pudor. Quisiera aclarar un par de puntos sobre el sistema jubilatorio en Argentina porque a mis lectores no argentinos les habrá sonado a chino gran parte de lo que he escrito.

  • El ANSES es el equivalente argentino a la seguridad social española. Es el órgano que regula todos los asuntos relacionados con las jubilaciones y pensiones, entre otras cosas.
  • En Argentina, la jubilación se cobra en mano. Es decir, no se hacen transferencias a cuentas bancarias como sucede en España. Al menos, yo conozco muchos casos de pago en mano mediante cheque o efectivo y ningún caso de pago mediante transferencia. No sé si las AFJP (empresas privadas de jubilación) pagarán mediante transferencias, lo desconozco.
  • Normalmente, los mayores no tienen más remedio que esperar largas colas fuera de los bancos, ya que dentro “ocupan” mucho lugar y eso molesta, naturalmente. Si fueran modelos veinteañeras, de grandes tetas y piernas de escándalo, seguro que esperarían dentro tomando un café, cortesía de la institución. Ojo, cuando digo bancos estoy hablando de los bancos públicos encargados de hacer efectivo el pago de la jubilación, no hablo de bancos privados. Aclaro esto no porque los privados sean mejores, sino porque me parece todavía más flagrante que los públicos hagan esto.
  • Cabe destacar, como último punto, que las colas que mencioné antes las deben hacer independiemente del clima reinante. Como muchos sabrán, en Argentina tenemos todos los climas y, por lo visto, en Buenos Aires se presentan todos justo cuando hay que cobrar la jubilación. Yo personalmente he visto cómo los jubilados se mojaban esperando en la puerta del banco, bajo la lluvia.

Podría seguir enumerando abusos, en particular sobre el trato que reciben estas personas por parte de todo tipo de personal de atención al público, pero me llevaría horas y horas, y tampoco quiero ensañarme. El caso es que este maltrato a gente que ha trabajado más de 30 años y pagado sus aportaciones jubilatorias a rajatabla (en mayor medida, claro, ya que hay muchos evasores… aunque es probable que los evasores no estén en esas colas) sigue siendo frecuente y no cambia. Ni parece que fuera a cambiar.

PD: Un remis es un taxi privado. Algún día escribiré sobre mis experiencias con los remises…

Saludos,
Fede

Anuncios

Ya van varias personas que me recuerdan de manera muy amable lo sumamente desactualizado que tengo el blog y las fotos de Matías. Sobretodo, hacen hincapié en esto último: las fotos de Matías. Como una exigencia… una advertencia casi.

Por eso, ayer decidí subir todas las fotos de Matías que tenía a mano. Me faltan algunas recientes, pero lo que voy a hacer es subirlas mes a mes, para mantener actualizados nuestros albums.

Aquí están: photos.yahoo.com/fdios (las de Diciembre, aquí).

Saludos,
Fede