Hace 2 semanas hicimos una escapada de fin de semana a Candeleda, provincia de Ávila. Esta vez fuimos de camping, aprovechando el buen tiempo y que Matías todavía no había probado la experiencia de dormir en carpa. Pensábamos escaparnos del calor de Madrid y refugiarnos en el fresco del valle de Gredos, pero fue un error. El calor que hizo en esa zona fue insoportable, el sol nos achicharró durante todo el fin de semana. La noche del viernes refrescó a partir de las 2 de la mañana y la noche del sábado casi no bajó la temperatura.

A pesar de eso Matías pasó un fin de semana lleno de diversión y durmió como un tronco. Sólo se despertó el sábado a la madrugada porque hubo una “tormenta seca” . Pensamos que iba a llover porque había rayos, truenos y muchísimo viento, pero se quedó en viento y nada más. Entre que la carpa se movía, que había relámpagos y truenos y que yo tuve que salir escopetado a guardar todo por si llovía, Matías se despertó un poco asustado. Cuando vió que no pasaba nada serio, se volvió a dormir. Entre otros descubrimientos, Matías aprendió a aplaudir. Era una asignatura pendiente porque sólo atinaba a mover un poco las manos, pero este fin de semana, no sabemos muy bien porqué, Matías empezó a aplaudir… y ya no paró más.

Sacamos algunas fotos que ya están subidas a este album: Candeleda.

PD: Tuve que cambiar el alojamiento de las fotos. Yahoo! Fotos desaparece y se fusiona con Flickr, cosa muy mala porque Flickr no es igual de gratis que Yahoo… Así que no me queda más remedio que mudar todo a Picasa, que es de Google y me dan 1 GB de espacio en disco gratis.

Saludos,
Fede

Anuncios