octubre 2007


ITVHoy llevé el coche a pasar la revisión técnica, que es obligatoria para coches que tienen 4 años o más. Tengo una oficina de la ITV (Inspección Técnica de Vehículos) cerca de casa en donde atienden de 7 a 21, horario contínuo, así que aproveche y hoy a las 7:30 estaba ahí. No había nadie, a penas otro coche haciendo la revisión. En la web de la oficina decía que todo el trámite más la inspección lleva unos 15 minutos, cosa que no me creí. Craso error, porque es cierto que tardan unos 15 minutos. Es bastante rápido. Básicamente controlan todas las luces, la intensidad de las delanteras, la fuerza de los frenos delanteros y traseros, los limpiaparabrisas, los espejos, todas las puertas, los neumáticos, los ejes y la emisión de gases.Taller ITV

Al terminar pasé por la oficina donde me entregaron los papeles de la inspección, el informe con el resultado y una etiqueta que tuve que poner en el parabrisas delantero indicando la fecha de la próxima revisión, que es dentro de 2 años. Fue más fácil de lo que me esperaba y más rápido también. Un trámite menos.

Saludos,
Fede

Ya hace más de 3 semanas que volvimos y tengo la sensación de que llevo en Madrid todo el año… Será por el pico de trabajo que me estaba esperando con los brazos abiertos en la oficina, que hizo que tuviera que quedarme horas y horas durante estas últimas semanas. El caso es que las 3 semanas que estuve en Buenos Aires se acabaron, las vacaciones llegaron a su fin y como suele pasar, hay que volver al día a día.

Esta vez me pasó lo mismo que me pasa siempre: el tiempo no fue suficiente. Intenté aprovechar para ver a toda la gente que quería, pero me quedaron algunos con los que no pude coincidir. Una lástima, pero seguro que en futuros viajes podré compensar esas faltas. Para lo que sí tuvimos tiempo fue para estar en contacto con la realidad Argentina durante unos días, recordar viejos rincones, viejos sabores y disfrutar de horas de charla. Matías disfrutó la casa de mis padres todo lo que pudo y más. Corrió y corrió y corrió… y toda la familia detrás, lógicamente. Aprovechó los minutos del día al máximo, no se perdió de nada, descubrió todos los rincones de la casa, el jardín, el patio, la pileta.

Debo decir que el viaje en avión con Matías fue muy bueno. Tanto la ida como la vuelta. Viajamos por Iberia y no tuvimos problemas de demoras ni situaciones desagradables en los aeropuertos. En el viaje de ida nos tocó un asiento de 3 personas, al final del avión. Matías no ocupa asiento, así que teníamos a una chica junto con nosotros. Por suerte, en cuanto cerraron las puertas, una azafata vino a pedirle a la chica que se cambie a otro asiento para que nosotros podamos tener uno libre donde poner a Matías a dormir. Así fue que viajamos bastante cómodos. Algo similar pasó a la vuelta, había algunos asientos de 2 libres, que una de las azafatas nos recomendó ocupar para poder poner a Matías. A la idea Matías decidió recorrer el avión, pasear entre los asientos y saludar a todos los transeuntes que deambulaban entre los asientos, los baños y las puertas. Hizo varios amigos, de todas las edades y durmió lo justo. Hay que tener en cuenta que el viaje era de día. A la vuelta durmió casi todo el viaje, por suerte.

Acabo de subir algunas fotos al album de Picasa, acá está el enlace.

Buenos Aires 2007

Un abrazo,
Fede