Trabajo


Si bien algunos ya estamos de vacaciones desde el viernes pasado, ayer hicimos un festejo familiar en las oficinas de Akamai. Todos los que tenemos hijos los llevamos para que jueguen y disfruten de otra forma el espacio que tenemos en la oficina, que no sólo sirve para trabajar, como ellos han demostrado.

En este album de Picasa dejo algunas fotos. Mientras tanto, yo me voy a disfrutar de estas 2 semanas de vacaciones de invierno, que vienen muy bien para desconectar, cerrar el año de forma relajada y vivir intensamente estas fechas en familia.

Niños en Akamai

Un abrazo,
Fede

Staines, vista aéreaEsta semana me tocó volver a Inglaterra, la Gran Bretaña, pero no por placer sino por trabajo. Fui a pasar 3 días con el equipo de allí para que me cuenten sobre su trabajo y aprender cómo funciona la oficina de UK. En este caso no estuve en Londres, sino en un pueblo en las afueras llamado Staines. Lo malo de estar en este pueblo es que no hay mucho que hacer ni ver, pero lo bueno es conocer otro aspecto de este país.

Staines es un pueblo chiquito a orillas del río Támesis, lleno de casitas inglesas típicas y donde todo está a 5 minutos a pie. Para ir hasta el centro de Londres hay que tomarse el tren, que tarda casi 1 hora en llegar a Waterloo. En el pueblo hay unas cuantas cafeterías, muy bien decoradas, sencillas, pero muy lindas. La gente es tranquila, hablan bajito, piden perdón constantemente y son muy atentos con los foráneos.

La foto es una vista aérea del pueblo. Realmente no hay mucho más.

Un abrazo
Fede

Puerta de EuropaComo ya he comentado hace unos días, tengo trabajo nuevo. Ahora pertenezco a Akamai, una empresa especializada en mejorar el rendimiento del tráfico de Internet. No voy a entrar en más detalles porque es muy difícil de explicar y aburriría a todo el mundo, seguramente.

Ahora estoy en Plaza de Castilla, concretamente en una de las torres Kio, las llamadas Puerta de Europa. La zona está muy bien comunicada, el problema son los terribles embotellamientos de tráfico que tengo que sortear para llegar desde mi casa en coche. Tengo cochera (N. del A.: para mis amigos españoles, una cochera es una plaza de garaje), pero es posible que la mayor parte de la semana me traslade en tren. Tardo un poco menos y voy cómodamente leyendo el diario en lugar de ir luchando contra el resto de conductores.

Ya contaré más sobre este nuevo trabajo a medida que vaya aprendiendo. Ahora estoy embarcado en pleno proceso de formación, del que ya me advirtieron: “por lo menos te llevará 3 meses entender todo lo que hacemos”.

Saludos,
Fede

Arc de TriomphePor cuestiones laborales, hoy estoy en París. La semana pasada, concretamente el lunes, me uní a Akamai, una empresa que ofrece una tecnología muy particular, que todavía no conozco del todo. Ya me advirtieron de que me llevará al menos 3 meses estar preparado para realizar mi trabajo y quizás otros 9 meses más para ser completamente autónomo en mis tareas.

El caso es que mis jefes no están en Madrid, sino en París y en Munich. Esa es una de las principales razones que hoy me traen a la capital francesa: poder tener una reunión con mi nuevo jefe cara a cara.

La versión no oficial (que no se entere la empresa) es que tenía muchas ganas de conocer París… y las reuniones son la excusa perfecta. Hasta ahora puder ver muy poco de la ciudad, tan sólo los alrededores de la oficina. Eso es mucho decir, ya que la oficina de Akamai está en plena Avenue des Champs-Elysées, a 50 metros del Arco del Triunfo. Para más datos, aquí está el mapa de Google: Akamai Paris.

Voy a intentar recorrer un poco más de la ciudad esta tarde, pero no creo que pueda hacer mucho turismo. De todas formas, intentaré buscar todas las excusas que pueda para volver a esta gran ciudad tantas veces como mis jefes lo permitan. Estar a sólo 2 horas es una gran ventaja ya que para nosotros, acostumbrados a las distancias de Argentina, esto es un simple paseo.

La próxima vez que viaje me encargaré de arreglar las fechas de forma tal que puedan venir Ale y Matías también, así aprovechamos el viaje para pasar un fin de semana por estos lares.

Saludos,
Fede