abril 2006



Acabo de terminar el libro de Favaloro “¿Conoce usted a San Martín?”. Yo no lo conocía mucho que digamos. Lo primero que quiero hacer es darle las gracias al Dr. René Favaloro por haber escrito el libro. Lástima que ya no pueda darle las gracias en persona…

El libro se centra en la vida de San Martín, el general que participó de la liberación de América Latina durante los años posteriores a la Revolución de Mayo y nuestra Independencia, el que todos conocemos aunque sea de nombre. Pero en realidad el libro es un manual. Sí, un manual, como los de matemática o historia o geografía, pero de una materia que no suele aparecer en los planes de estudio académicos: la moral.

Una vez más voy a hacer apología de la educación, es algo que llevo en mis genes, algo que mis padres me enseñaron desde que nací. Sé que muchos educadores intentan enseñar esa asignatura, la de la moral digo, y que luchan contra verdaderos molinos de viento a lo largo de toda su vida. Recordemos que un docente es docente incluso después de muerto. Para esa labor no existe la jubilación, ¡gracias a Dios!

En este caso, creo que el Dr. René Favaloro estaba ejerciendo su docencia mientras escribía el libro. Nos recuerda constantemente los valores que debemos forjar, transmitir y practicar para hacer de nuestra sociedad un mundo mejor y más justo. Me gustó mucho leerlo, pero también sufrí al percibir un esfuerzo desesperado por parte del autor para conseguir que abramos los ojos de una vez. Que dejemos de lado las tonterías y nos centremos en los valores más humanos, que él rescata de San Martín en este caso para que tengamos un ejemplo concreto.

Sólo voy a resaltar una frase del libro que va en consonancia con el amor a la educación que profeso profundamente:

Si razona el caballo, se acabó la equitación.

El Dr. René Favaloro se quitó la vida de un disparo en el corazón en su casa de Buenos Aires, el sábado 29 de julio de 2000. Intentó enseñarnos moral utilizando el bien más preciado que tenía, su propia vida.

Un abrazo,
Fede

¡Es un varón!

El martes pasado hicimos la visita de seguimiento al obstetra. El embarazo va muy bien, sin complicaciones por suerte. Como ya pasamos la barrera del 4to mes, en la ecografía se podía ver bien el sexo. Ni bien el médico puso el ecógrafo sobre el vientre de Ale nos dijo “¿Queréis saber el sexo?”… Hubo un momento de silencio, no porqué no supiéramos la respuesta, que la teníamos meridianamente clara, sino por la emoción. Ese momento se hizo eterno a la vez que fue un suspiro. Los dos respondimos “Sí” al unísono. El médico quiso alargar la emoción y preguntó “¿y qué pensáis que es?”. Yo no tenía idea, estoy tan contento con todo que no me puse a pensar qué sería. Finalmente nos confirmó que es un nene, un varón. Nuestro primer hijo.

A partir del martes podemos decir que esperamos a Matías, el emperador de nuestra vida, un imperio de amor que estamos formando para él.

Un abrazo grande,
Fede

Hoy siento un poco de pena por mi universidad, la Universidad de Buenos Aires. Estos días hay muchos problemas internos y parece que una vez más la política lastimará duramente a un establecimiento tan sagrado como es una universidad.

No entiendo. ¿Porqué la gente se empeña en destruir aquello que nos hace mejores? La educación es el único camino hacia la sabiduría, la humildad, el respeto, la convivencia. Podría enumerar miles de motivos por los que la educación debe cuidarse y valorarse como si fuera oro.

Tengo especial cariño por mi facultad, y en extensión, mi universidad, porque una parte importante de lo que soy hoy en día profesionalmente se lo debo a la UBA. Al margen de los esfuerzos personales que uno tiene que hacer durante la etapa académica y posteriormente para seguir avanzando, la UBA fue el lugar que puso los medios para que yo me convirtiera en un profesional de carrera. Estoy agradecido con la UBA, para toda la vida, por todo lo que me ha dado. Sinceramente espero que esto se revierta y que de una vez por todas los implicados se dediquen a cuidar lo que tenemos, que no es poco.

PD: En esta noticia se comenta un poco sobre el tema: La Nación.

Saludos a todos,
Fede